PROCESOS DE SELECCIÓN

PROCESOS DE SELECCIÓN

La contratación de profesionales por parte de cualquier empresa implica la puesta en marcha de un proceso compuesto por una o, frecuentemente, varias pruebas diferentes.

El objetivo de dichas pruebas es obtener todos aquellos datos e informaciones acerca de cada candidatura que permitan seleccionar a la persona cuyas características mejor puedan encajar en el puesto de trabajo ofertado.

Hay que tener en cuenta que no siempre estas pruebas las realizará la empresa que pretende incorporar personal. En muchas ocasiones, son otras compañías (consultoras de selección, empresas de trabajo temporal, etc.) las que llevarán a cabo la mayor parte del proceso de selección, dejando para la empresa que necesita incorporar personal únicamente alguna de ellas: normalmente la última o últimas entrevistas personales.

En cualquier caso, en estas páginas nos centramos en las distintas pruebas que se pueden plantear, porque se trata de tipos comunes independientemente de quién ejecute el proceso.

En concreto, se destacarán las más habituales, ofreciendo la información que se considere necesaria para:

- Entender qué es y qué se pretende con cada una de esas pruebas.
- Afrontarlas correctamente, ofreciendo aquellos consejos que puedan resultar útiles en la práctica.

Pero ante todo: es importante entender que, no siempre se valora lo mismo. Cada trabajo requiere determinadas aptitudes, habilidades, capacidades…y lo que es imprescindible para un determinado puesto no siempre lo es para otro.

 

La entrevista personal

Ésta es la prueba más habitual en cualquier proceso de selección. En realidad se trata de una conversación, generalmente entre dos personas, en la que se plantean una serie de preguntas con el objetivo de valorar si el candidato/a cumple los requisitos necesarios para cubrir el puesto de trabajo ofertado.

Las características de las entrevistas de trabajo pueden ser muy variadas y pueden hacerse varias clasificaciones.

Leer más...

Los test psicotécnicos

Aunque es difícil ofrecer una definición que abarque a todas ellos, se podrían resumir diciendo que son baterías de pruebas que sirven para medir o bien el nivel de inteligencia de una persona o bien el grado en que se poseen determinadas capacidades o aptitudes concretas. Puede tratarse tanto de predisposiciones innatas como adquiridas a través de un aprendizaje posterior.

Leer más...

La dinámica de grupo

Es un ejercicio que evalúa conjuntamente a un grupo no muy numeroso de candidatos, proponiendo un tema o situación sobre la que discutir, normalmente con la finalidad de llegar a un acuerdo para tomar una o varias decisiones en un tiempo predeterminado.

Leer más...

Los test de personalidad

La personalidad puede definirse como el conjunto de rasgos o patrones de conducta que diferencian a unas personas de otras. Abarca un gran número de aspectos: pensamientos, emociones, conductas, actitudes, hábitos, formas de afrontar los problemas… y está compuesta tanto por características innatas como por otras que se van adquiriendo con el paso de los años.
Los test de personalidad, tienen por objetivo detectar aquellos rasgos del carácter que se considera pueden influir positiva o negativamente en el posterior desempeño profesional. Con ellos se trata de contrastar y completar la información que se ha transmitido durante la entrevista personal u otras pruebas.

Leer más...

Otras pruebas durante el proceso de selección

Además de las pruebas mencionadas hasta ahora, existen otras muchas. Aquí se resumen brevemente las características básicas de algunas de ellas. Ante todo, hay que tener en cuenta que, en algunos casos, se presentan características coincidentes con las de otras ya vistas (en ocasiones se trata de distintas modalidades de una tipología de prueba común) o que a veces, incluso, combinan varias de ellas, como en el caso del Assesment Center. Y, en general les serán aplicables muchos de los consejos que se han ido proponiendo para las pruebas más ampliamente desarrolladas.

Leer más...